martes, 4 de octubre de 2011

El Principio del Fin

-I-


Hacía un buen día. A pesar de que ya era otoño, seguía haciendo sol, por lo que los días parecían más alegres. Jonny acompañaba a su madre al hospital, situado en las afueras. Ya se conocía esa sala de Urgencias de memoria. Pero hoy era distinto. 'Hay demasiada gente', pensó mirando a su alrededor. Pacientes con heridas sangrantes, parecían salidos de una mala película de terror. El personal médico no daba a basto.
-Anda que has elegido un buen día para hacerte daño... -le dijo a su madre
-No es culpa mía haberme caído hijo -le miró Nieves con cara triste- no creo que tarden mucho, lo mio es sólo vendar y para casa.
-No pasa nada, tampoco tenía nada mejor que hacer - Jonny la miró y sonrió.
Sabía que no era culpa suya, su madre siempre había sido muy torpe. Se cayó por las escaleras bajando la basura, y por lo que parecía se había torcido el tobillo. Jonny no tuvo más remedio que acompañarla, aunque tampoco le importaba, su único plan era estar unas horas con la consola, y eso lo podría hacer más tarde.
-Voy a pillar algo de comer en la maquina del fondo del pasillo ¿quieres algo?
-No nada, estoy bien cariño -le dijo su madre y le sonrió.


-II-


De camino veía como los medicos y enfermeros estaban exaustos, parecían hartos de toda esa gente...lo entendía muy bien. Llevaba ya 2 horas esperando a que le tocase el turno a su madre, y por lo que vió en la sala de espera y por los pasillos, aún le quedaban al menos 2 horas más.
Sacó de la máquina un refresco y unos cacahuetes y caminó de nuevo hacia la sala de Urgencias. Mientrás abría la lata de cola se empezaron a escuchar gritos. Jonny levantó la cabeza, 'Pero que demonios está....', no pudo terminar la frase. La escena típica de un hospital, trabajadores atendiendo pacientes, y pacientes esperando a ser atendidos había cambiado por completo. Había gente corriendo por todas partes, él no podía entender nada. Tiró lo que había comprado y empezó a acelerar el paso. La gente se chocaba con él, personas sangrando, mutilada, y otra gente....esos eran diferentes. Se avalanzaban contra los demás y las atacaban. Jonny tuvo que esquivar a un par de ellas. Cuando llegó a la sala, su cerebro tardó unos segundos en comprender lo que estaba pasando. Había gente comiendo, desgarrando, arrancando trozos a otras personas. Vió a su madre y fue a por ella como una bala. Uno de esas cosas, 'zombies' pensó, 'zombies como en las películas...', estaba atacando a su propia madre. Lo apartó de un empujó y éste se dió contra uno de los bancos. Ayudó a levantar a su madre, que tenía una herida muy fea en el cuello y parecía aturdida. Jonny empezó a caminar buscando la salida.
-¡Mamá! ¡Mamá! ¿estás bien? 
Pero no obtuvo respuesta.


-III-


Más de esas cosas se les acercaban, pero con el peso de su madre casi no podía caminar. Y ella parecía cada vez más ausente. Se puso en un rincón, detrás de una gran planta tirada en el suelo. Con todo el caos que había en la sala parecía que nadie se daba cuenta de que estaban allí. Miró de nuevo a su madre.
-Mamá, ¿puedes oírme? ¿estás bien? - ella seguía sin moverse- mira, necesito tu ayuda, tienes que hacer un poco de impulso o algo...yo sólo no puedo con todo...por favor mamá ¡¿puedes oírme?!
Movió la cabeza de su madre. Una lágrima le recorrió el rostro. Su madre estaba muerta. Miró su herida. No parecía tan grave ¿como había muerto así?, era como si algo le hubiera envenenado la sangre. Se quedó quieto unos segundos, con el cuerpo de su madre al lado, aún con su brazo rodenadole el cuello. De reojo vió como un grupo de esas cosas estaban deborando viva a una chica que yacía en el suelo. Otro atacaba a un médico que intentaba llamar por telefono. El doctor le dió con él en la cabeza. Y la cosa se le abalanzó. De repente vió que uno de esos seres les miraba y empezaba a caminar hacia ellos, aún estaba lejos así que tendría tiempo de escapar. Apartó el brazo que rodeaba a su madre y ésta se movió.
-¡¡Mamá!! -sonrió cogiendole la cara.
Su sonrisa desapareció y dibujó en su lugar una mueca de pánico. Su madre le cogió la cabeza y abrió la boca, intentando morderle. '¡Es uno de ellos!' pensó y se levantó de un salto. Su madre, o la que antes había sido su madre, le cogió de la pierna y subir un poco por ella, hasta la altura de la rodilla, e intentó darle un mordisco. Jonny la apartó y miró hacia la salida. 
Empezó a correr, sólo le faltaban unos metros. Pero por desgracias el altercado que había protagonizado con su madre unos instantes antes había generado mucha espectación, y varias de esas cosas empezaron a acercarse a él. Las fue esquivando como podía, intentando no ver el caos y la masacre que había a su alrededor. Alcanzó la puerta y salió por ella.


Próximamente...más....

0 comentarios:

Publicar un comentario