jueves, 28 de noviembre de 2013

El Último Juego de Niños, Capítulo 7 por Elizabeth Thor


Miley Cyrus es Katty
Miley Cyrus es Katty
Dejando una pequeña rendija entre tus dedos mientras te tapas los ojos lo puedes ver todo, desde el futuro al pasado que se fue muy lejanamente. Katty en su estado podía correr por las baldosas amarillas de Oz sin moverse del sitio, pero la bruja del norte le traía malos recuerdos que jamás podría olvidar aunque quisiera. Pero su mente era como un rompe cabezas y todos los traumas encontraron un lugar en el. Recordaba como su hermano Danny la violó y le pegaba palizas y recordaba el peso de la piedra que cogió para romperle la crisma, para salvar su vida que ya para siempre estaría destruida.
Se tambaleó para llegar al gran hotel, no podía sentir ningún musculo de su rostro ya que estaba hasta arriba de coca. Vio en la puerta de Matt a su querido amigo Sam, este estaba tirado en el suelo harto de alcohol profundamente dormido junto a una botella de cerveza. Katty se acercó a él y sonrió, se bajó el pantalón y las bragas y se acercó a su querido amigo, puso su cabeza entre sus piernas y comenzó a orinar en su rostro. Katty sonreía al sentir como evacuaba y como la lluvia dorada mojaba a un borracho como Sam que no se daba cuenta de nada:
-Disfrutas Sam, es como una ducha de deliciosa agua caliente en un día de invierno….
La noche parecía que nunca terminara y ahí estaba Jack en la puerta de la biblioteca esperando a Melissa saliera de la biblioteca, para comenzar una agradable velada. Mentalmente repasaba lo que le diría, que supiera que en su aniversario era importante para él. Que supiera que la amaba con todo su ser, que una de las cosas que mas odiaba de su muerte prematura era dejarla. Unos grito se escucharon tan fuertes que resonaba su eco en la calle, un niño corría con todas su fuerzas por su vida ya que un coche le perseguía a toda velocidad.
Era lo que mas divertía a algunos adolescentes sedientos de sangre, matar con crueldad a niños que mal vivían por las calles. Que más daba si no tenían a padres a quien llorar y buscar protección, la ley del más fuerte o la del sádico a veces. El niño cayó al suelo y comenzó a llorar sabiendo que el coche le atropellaría, que terminaría su corta vida allí mismo.
Cuando el coche se abalanzo sobre su victima Jack consiguió coger al niño y apartarlo de la carretera, haciendo que el coche se estampara contra una farola. El niño abrazo con fuerza a su salvador ya que estaba muerto de miedo. Jack sonrió al acariciarle el pelo al pequeño, alzo su mirada y vio a Melissa que había visto todo desde la puerta dela biblioteca. Una sombra apareció de la nada y se acerco a Jack y al pequeño. Era Lilith una chica de 16 años y de cuerpo frágil y rostro trasnochado después de tantas noches sin dormir, su pelo era oscuro como la misma noche y tenia diversos tatuajes en los brazos con símbolos religiosos de su amado Jesucristo. La chica miró a Jack y sonrió, le tocó el hombro:
-Gracias no se lo que hubiera hecho si le hubieran hecho daño a uno de mis niños.
La chica se acercó al coche accidentado donde los dos delincuentes estaban malheridos por el golpe, mientras se dirigía hacia ellos fue desenfundando su pistola. Al asomarse a la ventanilla vio a uno de los chicos y le apunto con la pistola:
-Crees en dios-Preguntó Lilith.
Dos disparos se escucharon que termino con la vida de esos asesinos, la chica suspiró mientras guardaba su pistola y comenzó a murmurar algunos pasajes de la biblia para que dios encontrara el alma de sus victimas. Lilith cogió de la mano al niño y se fue por donde vino:
-Yo y Bob hemos estado sufriendo por ti cariño….
Las finas manos de Melissa en los hombros de Jack mientras se dejaba llevar por la música, un local tranquilo de la ciudad donde se podía escuchar algo de música en directo, algunos adolescentes habían preferido dedicarse a recuperar música para no olvidarla nunca, que importaba hacer versiones si la mayoría de esos grupos habían desaparecido. La canción que cantaba en el escenario la chica de 14 años era la canción preferida de Melissa, recordaba a un como era el mundo que vivía cuando la escucho por primera vez. Recordaba lo que representaba esa canción de Cramberries para ella, era la llave a una vida que echaba de menos muchas veces. Jack la miro y vio como ella comenzó a llorar, vio como una lagrima se resbalaba lentamente por su rostro:
-¿Que te pasa Melissa?
La chica apoyo su cabeza en el hombro de Jack y le susurro algo al oído:
-Echo de menos a mi hermano, echo de menos mi pasado…pero sabes una cosa lloro de emoción porque te tengo a ti, jamas te hubiera conocido si no hubiera sido por esto.

Emma Watson es Melissa
Se entregaron en la barra de baile a un largo beso que conecto por unos instantes sus sentimientos, su amor se deshizo por segundos en ese acto de amor y comprensión. Jack sonrió al mirar a los ojos de Melissa ya que tenia un regalo para ella.
-Porque no nos vamos a nuestro apartamento tengo un pequeño regalo para ti.
Al llegar a su apartamento Melissa comenzó abrir la puerta mientras sentía como Jack le besaba el cuello prometimiento el mejor regalo del mundo, la chica al entrar se sentó en el sofá bastante nerviosa. Jack abrió uno de los cajones y saco un pequeño sobre, la chica curiosa lo abrió y sus ojos reflejaron esa gran sorpresa:
-No puede ser es la foto de nuestra primera cita, pero como?
Jack se sentó a su lado y siguió besando a su amada:
-Aparte de Tommy yo tengo mis contactos….
Su amor paso por lo carnal y se dejaron llevar pos su deseo. Su cama su trinchera para que el mundo desapareciera por completo mientras hacían el amor. Eso era lo que les convertían en adultos, esa atracción por la carne y el placer. Cualquier momento podría ser el ultimo de Jack y Melissa quería disfrutar de su compañía y amor hasta el final. Tras aquella noche la joven se quedo en silencio viendo como Jack se había quedado dormido, quería memorizar cada centímetro de su piel para cuando llegara ese maldito instante, algo que recordaba como si fuera ayer y perdiera a todo el mundo que ella quería.
Merlyn se quedó mirando por la ventana en silencio, le costaba a un por los años entender en lo que se había convertido el mundo en que ella vivía. Por que ese experimento fallo y condeno
Merlyn por fin pudo deshacerse por unos minutos de su ropa llena de suciedad y sangre, esa ropa de vagabunda que había ocultado su identidad por tanto tiempo. Por una vez podría dormir bajo techo sin pensar en que peligro ni que niñato le intentaría robar aquella noche. Al salir de la ducha se tapó su desnudez con una toalla, comenzó andar por aquella habitación y por una vez se sentó en ese cómodo colchón, que estaba bien lejos de la caja de cartón que usaba para dormir. La mujer cogió una foto que había encima de una de las mesitas de noche y forzó una sonrisa al ver a Tommy junto a una chica.
-Esa es mi hermana, era lo que me quedaba de mi familia-Dijo Tommy.
Merlyn miró la foto y la acarició con sus dedos lentamente:
-La echas de menos Tommy?
Tommy tenia entre las manos ropa de su hermana y la dejo encima de la cama para que Merlyn se pudiera vestir.
-Bueno espero que te vaya bien esta ropa, cuando te cambies tengo algunas albóndigas de lata preparadas para la cena.
Merlyn se miró al espejo y vio como esa ropa le quedaba como un guante, se sentía como si nunca hubiera pasado nada y el futuro fuera tan aburrido como siempre.
La mujer cerró los ojos y por fin pudo oler algo sabroso, algo que estaba muy lejos de la basura que estaba acostumbrada a vivir. Al salir del cuarto vio un plato de albóndigas que le estaban esperando. Al sentarse a la mesa casi se le caían las lagrimas ante aquel banquete, Tommy se quedo en silencio al ver como su invitada no cesaba de comer casi sin respirar, levantaba su mirada para coger un nuevo trozo de pan o para beber algo de agua.
-Cuanto hace que no comes Merlyn?-Pregunto Tommy.
-Casi siempre tengo que pelearme con docenas de niños salvajes que dan mordiscos y te clavan las uñas…
Merlyn se sentó en el sofá y miro a Tommy que terminaba de recoger la mesa, la mujer sentía por dentro que no se merecía su ayuda y más por lo que pasó en el pasado, sólo se preguntaba por que le había salvado la vida:
-Por que lo hiciste Tommy por que me salvaste de esos salvajes y me das un hogar?
Tommy abrió la nevera y cogió una botella de refresco y dos vasos, se quedo pensativo cuando los llenaba y sonrió:
-Mi hermana siempre me dijo que tenia que ayudar a los demás, al verte creo que recordé sus palabras....
Tommy le dio un vaso a Merlyn y se sentó a su lado, miro a los ojos aquella mujer y apoyo su cabeza en su hombro:
-Cuando te vi sin esa capucha me recordaste tanto a mi hermana, me recordaste como seria ella en el futuro con esas marcas de la edad….
Merlyn sonrió y acaricio el pelo de Tommy ya que comenzaba a sentirse a gusto con el chico:
-Por favor cuéntame algo más de tu hermana Tommy.

Jena Malone es Lilith
La mañana nació nuevamente y un rayo de sol despertó a Merlyn de su largo sueño, miró a su alrededor y vio a Tommy durmiendo en el sofá, podría ser que aquel chico le hubiera ayudado pero ella tenia que volver a perderse nuevamente en la ciudad. No quería que nadie se apiadara de ella ya que por su culpa toco comenzó a joderse. Posó su mano en el pomo de la puerta y cuando lo giro escucho la voz de Tommy que estaba despierto:
-Merlyn no te vayas soy tu amigo, deja que te ayude....Quédate conmigo por favor.
Merlyn le miró enfadada, no quería la piedad de ningún crío ella no se merecía aquello. Se merecía morir en cualquier callejón llevándose con ella sus secretos. Tommy le cogió fuertemente del brazo y le miró a los ojos:
-Te salve de aquellos niños salvajes, no quiero que te vayas…conmigo estas segura -Tommy le acarició el rostro-Me recuerdas tanto a mi hermana.
Merlyn tocó la mano de Tommy sintiendo su calor, sintiendo el rastro de humanidad que hacía tiempo que necesitaba y casi había olvidado:
-Tu hermana, debería ser una persona de un gran corazón, pero tengo que irme por que seguro que tendrás demasiadas preguntas -Merlyn dejó que se derramara una lagrima por su rostro -Hace tanto tiempo que huyo de las preguntas….
Tommy la miro a los ojos e intento buscar algunas palabras para que ella no se fuera, algo que hiciera que no se fuera de su lado. Sentía que aquella mujer necesitaba su ayuda.
-Conozco a gente que te pude ayudar, déjame que te los presente…
Merlyn dejó el pomo de la puerta y miro a Tommy, acariciándole lentamente el rostro y dándole un beso en la frente, estaba cansada de huir de su pasado, tenia los pies doloridos de recorrer las calles de muchas ciudades solo esperando que todo terminara. 
-Me quedare pero prométeme que seras capaz de perdonar lo que paso en el pasado…..lo que hicimos os hizo mucho daño.
Una apartada zona de la ciudad, llena de basura y sentimientos rotos. Un pequeño cine proyectaba una maratón de Bob Esponja y todas las entregas de Harry Potter, era un sitio perfecto para esconderse y emborracharse con su perdida infancia. Lejos de allí un almacén ya abandonado, pero lleno de vida. Era allí donde Bob y Lilith daba cobijo a los niños de la calle. Allí la hija del predicador daba su sermón a un grupo de niños, pobres almas que no tenían ningún sitio para esconderse, abandonados hace tiempo en las calles. Lilith les miraba con una sonrisa en los labios y con rastro de noches sin dormir en su rostro.
-Los adultos fueron castigados por dios, eran pecadores e hicieron daño a la mirada del creador rompiendo las reglas y creando odio….Dios nos dio un limite en nuestras vidas 18 años, para evitar que fuéramos pecadores y rompamos los 10 mandamientos….
Lilith miro a los niños con ternura, cada uno de ellos era como un hijo suyo, era quien quería repartir su fe y que jamas nadie la olvidara. Tras de ella estaba Bob cruzado de brazos escuchando como les hablaba a los niños, tras la muerte de su hermana encontró una gran amistad con esa chica que vivía sola en una pequeña iglesia que solo tenia como compañía su biblia.
-A hora niños iros a dormir, mañana sera un largo día para todos -Dijo Lilith.
Ella se giró y se acerco a Bob, cogió fuertemente la cara y le habló al oído:
-Mañana sera un largo día para los pequeños, entraremos en el almacén de Matt y le robaremos su alma….es el anticristo.
... Capítulo 8 ...

0 comentarios:

Publicar un comentario