lunes, 20 de enero de 2014

El Último Juego de Niños, Capítulo 14 por Elizabeth Thor




Jacob Artist es Jack
Jack tenía agarrado con fuerzas a Tommy, el pobre estaba pálido y tenía los ojos rojizos de tanto llorar ya que no podía creer lo que había hecho. Entraron en el bar y se acercaron a Andrew que estaba sirviendo unas copas a unas chicas que estaban totalmente borrachas. Andrew sonrió al ver a los chicos y se acercó a ellos:
-¿Lo tenéis?
Jack asintió con la cabeza,Tommy cogió la botella de whisky y le dio un largo trago para intentar olvidar lo que había pasado, Jack le quitó la botella y se la dio a Andrew:
-Tommy, por favor….
Tommy sollozando se apoyó en la barra:
-Jack no puedo olvidarlo… yo....
Andrew abrió la puerta de la trastienda e hizo un gesto para que pasaran los dos chicos, allí estaba Sarah, Dean y Maggie preparando sus planes ante una pizarra. Sarah sonrió al verlos, se acercó a ellos y los abrazó con fuerza
-¿Lo habéis conseguido?
-Todas las armas las a guardado Bob- Dijo Jack.
Sarah escuchó los sollozos de Tommy le miró a los ojos y preocupada le acarició el rostro, le miró comprensiva al verle llorar:
-Que te pasa Tommy….
Tommy miró al suelo entristecido:
-Tuve que disparar a uno de los chicos de Matt, lo mate para salvar a Jack….
-Tommy escuchame si no fuera por ti seguro que Jack no estaría aquí ahora con nosotros, ese chico seguro que a matada a personas inocentes, cariño has hecho bien….
Tommy se limpió las lagrimas y se acercó a Jack esperando que le acogiera entre sus brazos, este le dio un fuerte abrazo:
- Yo hubiera matado para salvarte….
Dean se cruzó de brazos y miró a los chicos, sabía lo que había que hacer y era darle un arma a quien quisiera enfrentarse a Matt y entrar en su maldito hotel. Quitarle todo su poder y terminar con su dictadura:
-Iremos a los barrios bajos, a los guetos, y le daremos armas al líder de una de bandas para que nos ayude.
Podrían haber muerto todos los adultos pero aun habían esa separación racial, en los guetos vivían las bandas de negros que intentaban sobrevivir. Era la zona donde Matt y los suyos no podían tener ninguna clase de poder ya que todo se teñía de sangre, solo podían tener algunos negocios con ellos y no intentar conquistar su zona. Dean se crió en esa zona tan violenta de la ciudad y soñó que algún día todos lucharían por tener una sociedad más humana, aunque él tuviera que comienza a luchar por conseguir aquel sueño.
Merlyn se quedó en silencio por unos instantes y sintió como los ojos curiosos de Melissa le pedía que siguiera contando, su mano acarició lentamente su mano dándole algo de compresión y entendiendo perfectamente lo desgarrador que era contar esa historia. Sabiendo que seguro que ahora vendría la peor parte y el sufrimiento volvería nuevamente a su voz como a su corazón. Merlyn la miró forzando una sonrisa y de su boca volvieron a salir esas palabras que transportarían a Melissa a las puertas del S-15. Como cada mañana John y Merlyn comenzaron a trabajar con sus experimentos, intentando que todo fuera tan normal como siempre.

Hugh Dancy es John Dexter
Cuando era la hora de comer John cogió de la mano a Merlyn y se dirigieron a una de las puertas prohibidas del centro, con unas tarjetas especiales consiguieron que la puerta se abriera y la sorpresa fue que llevaba a un ascensor. El panel del ascensor marcaban unas cuantas plantas subterráneas, Merlyn cogió fuertemente del brazo a John con miedo mientras este apretaba el botón de la ultima planta. El ascensor bajo rápidamente cientos de metros llegando a uno de los subterráneos. Al abrirse las puertas la pareja vieron cientas de jaulas de animales, al atravesar una de los pasillos Merlyn pudo ver a uno de los científicos usando ese familiar gas que ella había creado en el laboratorio, lo estaba usando con una pareja de monos adultos que al respirar el humo cayeron fulminados en segundos. Eso hizo que la chica derramara una lagrima y se quedara casi inmóvil delante de la ventana ya que estaba destrozada. John vio delante suyo una habitación con unos ordenadores, entró y comenzó sumergirse en los datos que escondía la memoria. Se quito las gafas al no poder creer lo que había encontrado, allí delante suyo estaba en lo que realmente estaban usando sus experimentos, sus gafas cayeron al suelo al ver la cruda realidad de todo. Cogió un una memoria usb y descargo todos los datos. Merlyn sintió como John le cogía de la mano para salir de allí, ella sintió como él le hacia daño y al mirarle a la cara se dio cuenta que algo había cambiado en su mirada, parecía que había visto algo que le había perturbado. Al salir de allí en el ascensor su amigo John estaba en silencio, parecía que lo que había visto en aquel lugar le acompañaría para siempre. Merlyn se acercó a él, le cogió fuertemente de las manos y le miró a los ojos:
-¿Que has visto, John? ¿que es lo que esconden?
John se quedó en silencio hasta que el ascensor llegó hasta la primera planta, tragó silaba y miró a su amiga intentando encontrar palabras para lo que vio en aquel lugar. No sabía como decirle lo que encontró en aquel ordenador:
-Tu jamás lo entenderías Merlyn….
Esas palabras fueron la ultimas cosas que escuchó de John durante semanas su cariño se apagó totalmente y ya casi no se hablaban, ella jamás entendió que fue lo que pasó. Pero aquel extraño desencanto de John hacia ella fue olvidado poco a poco ya que Merlyn tenía muchas cosas que hacer y todo era para detener el maltrato animal de la S-15.
Un noche Merlyn acudió a una pequeña casa de las afueras para reunirse con el grupo ecologista, ella preparó las diapositivas para enseñarles lo que pasaba en aquel lugar. Su líder Almos, un hippy que parecía que se había quedado atrapado en los 60, sabía como convencer al grupo para que usaran la fuerza para detener esa matanza. La chica estaba en silencio al escuchar como entrarían dentro de unos días en los laboratorios y pondrían unas bombas e intentarían liberar a los animales. Era increíble como Almos convencía con sus palabras a todos y sin temor de las represalias de nadie.
Merlyn salió al porche a fumarse un cigarro y para pensar lo que pasaría con John, para pensar por que estaba tan serio entonces y si el lucharía por aquello en que ella creía. Almos salió junto a ella y se lió un porro, estaba bastante contento con sus avances ya que estuvo años detrás del S-15 ya no era una leyenda urbana:
-Gracias Merlyn. No se como agradecerte lo que has hecho por nosotros, dentro de poco terminaremos con esa pesadilla que es el S-15.
Merlyn se quedó pensativa y su mirada se quedó fija en unos niños que jugaban en la calle, por unos segundos gracias a las palabras de su amigo creció en ella las ganas de dejarle un mundo mejor a esos niños. Una mujer salió de su casa y comenzó a llamar a esos niños:
-Vamos chicos, a cenar. -La mujer se acercó a uno de los niños y le acarició el pelo- Jack, ¿que te parecería ir mañana a la feria? es tu cumpleaños….

Sarah Paulson es Merlyn
John se obsesionó con lo que había visto en ese ordenador y quería arreglar lo que iban hacer con sus experimentos, por eso se encerró durante días en su piso y comenzó a crear otra nueva formula para anular aquel horror. Entre ecuaciones y cálculos intentaba llegar a la cuestión de todo aún con el riesgo de su sueño durante días. Si había algo que le quitaba el sueño era lo que querían hacer con su creación. Se encendió un último cigarro para dejar de morderse las uñas y una sonrisa apareció en su rostro de alivio al encontrar la solución de aquello. Cogió sus cosas y marchó a los laboratorios para comenzar desde cero su proyecto secreto.
Parecía que aquella noche era tranquila ya que estaba regada con cientas de estrellas, parecía una perezosa noche más de verano y que nada podría pasar. Pero aquel día todo comenzaría a cambiar. Merlyn abrió la puerta de los laboratorios a sus amigos ecologistas, rápidamente entraron y comenzaron a escribir con sus sprays rojos sus consignas. Almos entró con mucha seguridad ya que tenia entre sus manos la bomba que se cargaría los ordenadores del S-15.
John estuvo en los laboratorios creando la formula que acabaría con los planes de la S-15, muchos días sin dormir para crear aquello una forma para detener la gran bola de nieve que comenzaría a crecer sin cesar. Un ruido le desconcentró totalmente ya estaba totalmente en soledad  un ruido que venía desde el ascensor de los laboratorios. Al salir para saber de donde provenía todo aquello se encontró con la boca de una pistola en su cabeza. Uno de los ecologistas se había tomado demasiado a pecho su misión y dispararía contra el que se pusiera en medio, empujó a John para sacarlo de la habitación y señaló al ascensor:
-Será mejor que vayas al ascensor, están apunto de comenzar los fuegos artificiales….
John se asustó al escuchar aquello ya que sabía que una explosión sería catastrófico para todos:
-No podéis hacer eso, ¿queréis acabar con todos?
El ecologista dio un fuerte empujón a John e hizo que andará:
-Sois unos asesinos y a llegado vuestra hora….
Merlyn estaba junto a Almos que preparaba la bomba en el sistema central, miraba a su alrededor y veía a sus compañeros abrían jaulas, veía como quemaban ficheros para detener los avances de la compañía. Miró a su espalda y vio como John era conducido a punta de pistola hacia donde estaban ellos, estaba sorprendida ya que no se esperaba verlo allí:
-John, ¿que haces aquí? -Preguntó Merlyn.
John tragó silaba y le miró a los ojos:
-No quiero que me des explicaciones pero quiero que sepas que aún puedes detenerlo y huir, no sabes el fuerte sistema que tiene la S-15 ni lo que esconde….
El ecologista le dio un fuerte puñetazo a John tirándolo al suelo, Merlyn asustada se puso de rodillas ante él y le acarició el rostro por pena. Almos intentó que se levantara porque había comenzado la cuenta atrás de la bomba, pero la chica entre lagrimas negó con la cabeza ya que prefería estar al lado de su querido John. Ella comenzó a acariciarle el rostro:
-Perdona John, entré en la S-15 para detener sus experimentos con animales….
John cogió de la cabeza y le susurró algo al oído, algo que a la chica hizo que su piel se volviera blanca de miedo, él le dio una pequeña probeta de ensayo y se la puso en su mano:
-Cuando explote quiero que te lo tomes, quiero que sigas viviendo….
La explosión del ordenador central fue casi ensordecedor haciendo que saltaran todas las alarmas, haciendo que comenzara a propagarse un extraño gas por el recinto. Jack miró a Merlyn y comenzó a gritarle:
-TÓMATELO, MERLYN TOMATE EL ANTÍDOTO……..
Merlyn tomó el contenido de la probeta y vio como todo cambiaba a su alrededor, vio como John comenzaba a morir entre sus manos, como sus ojos se llenaban de lagrimas negras y sintió un extraño ruido dentro de él. Con el tiempo supo que era un corazón explotando. Miró a su alrededor y vio como todos morían , desde Almos y todos los ecologistas. Era el principio del fin, así nació la lluvia.
... Capítulo 15 ...

0 comentarios:

Publicar un comentario