sábado, 7 de junio de 2014

Vampiros en la noche, Capítulo 1 por Elena Saavedra


Ben Barnes es Paul Haela
Ben Barnes es Dante
Dante caminaba por las calles de Londres. Las noches en Londres eran únicas, por eso Dante había decidido quedarse en aquella ciudad. Había visitado muchas ciudades, París, Roma, Madrid, Barcelona, Nueva York… pero Londres era sin duda su preferida. Dante era sin duda un hombre apuesto; tenía el pelo castaño, lacio y corto, sus ojos eran de color avellana y su rostro era casi tan hermoso como su cuerpo musculoso. Sin duda era un hombre hermoso, pero Dante tenía un secreto que bien podría aterrorizar a cualquiera. Y de su mano la única mujer a la que confiaba todos sus secretos, Satine, la mujer más hermosa que hubiese visto jamás. Su pelo era del color del fuego, ondulado y largo hasta su cintura, sus ojos eran del color esmeralda más intenso que jamás se haya visto, su piel era blanca como la luz de la luna y su cuerpo, y su rostro eran tan hermosos como la venus de Botticelli. Sin embargo para Dante, Satine  su amante era su acompañante. Juntos cada noche en Londres buscaban nuevas víctimas cuando justo esa noche conoció a Maxime, y fue entonces cuando todo cambió.
Maxime había salido de fiesta junto a su amiga Cynthia, por Londres. Hacía tan solo un par de meses que vivían juntas en Londres. Juntas habían decidido ir a Londres para buscar trabajo y cumplir su sueño de ser periodistas. Gracias al talento de Maxime habían conseguido un trabajo para ambas en la BBC y esa misma noche habían salido a celebrarlo. Aún no conocían demasiado Londres, pero estaban llenas de ilusión por comenzar una nueva vida en Londres. Maxime era la típica chica que ciertamente no llamaba demasiado la atención con su aspecto. Era morena, de ojos castaños y de piel morena, realmente no tenía un mal cuerpo, pero no sabía sacarse provecho. Cynthia era la típica chica rubia, los ojos azules, alta y delgada. Ambas chicas iban vestidas muy compuestas, esperando entrar en la discoteca cuando vieron a Dante llegar hasta ellas.

Kat Dennigs es Maxime
Dante pasó delante de las dos chicas y entró en la discoteca de la mano de Satine, como si el mundo fuera suyo. Cynthia le miró incrédula- ¿Pero quién se cree que es ese tipo? ¿Por qué él ha pasado y nosotras no?
- ¿Estás de coña no?- le respondió el guardia de seguridad- Él es el rey de la discoteca.
- Pues yo soy la reina de samba, aparta- Cynthia apartó al de seguridad y entró con Maxime en la discoteca- No me lo creo.
- Yo tampoco. Ese chico estaba buenísimo. Voy a buscarle- se despidió Maxime.
- ¡Maxime! ¿A dónde vas?- le gritaba Cynthia por la discoteca mientras observaba como Maxime se iba- Maldita sea. Maldita chica enamoradiza.
Maxime comenzó a buscar a Dante por toda la discoteca- ¿Has visto a un chico muy guapo moreno que estaba con una chica pelirroja?- preguntaba Maxime por la discoteca y por fin una chica le contestó afirmativamente- ¿A dónde ha ido?-la chica le señaló la salida de emergencias- Gracias. Maxime caminó hasta la puerta y la abrió.
Lo que vio al otro lado de la puerta, no lo podía creer. Aquel hombre estaba mordiendo en el cuello a una joven, estaba chupándole la sangre mientras la mujer pelirroja le observaba satisfecha. Ambos miraron a Maxime y sus colmillos brillaron en la noche.
Maxime se dio la vuelta y corrió por toda la discoteca hasta que dio con Cynthia, la cual estaba buscándola como una loca- Hola.
- ¿Cómo que hola? ¿Por qué te has ido detrás de ese tío? Es un capullo.
- Es un monstruo- dijo asustada Maxime.
- Hombre mujer tampoco es para tanto, sólo es imbécil.
- No. Tú no lo entiendes. Él…-Maxime comenzó a marearse- Tengo que irme.
- ¿Pero a dónde vas?- preguntó Cynthia y Maxime se marchó corriendo.

Chace Crawford es Jack
Jack había sido caza vampiros desde los 16 años, junto a su padre quién le enseñó el oficio. Trabajaba para el gobierno obviamente, pero todo eso no era importante, lo importante era que él había nacido para terminar con aquella raza del inframundo y ahora estaba más cerca que nunca. Se encontraba en Londres, siguiendo la pista de la familia Blair, una familia de vampiros a la que perseguía desde hace dos años. Ahora tenía una pista muy importante, por lo visto todos los jueves por la noche un miembro de la familia iba a la discoteca en la que se hallaba ahora mismo. Y entonces vio a una pareja discutiendo por las inmediaciones… colmillos… Debían ser ellos. La chica le gritaba al chico que se fuera, y éste entró en la discoteca. Entonces Jack aprovechó la ocasión y disparó su ballesta contra la chica pelirroja.
- ¡Muere bestia del inframundo! Yo Jack Blake te condeno a las tinieblas.
La chica pelirroja se arrancó la ballesta del corazón- Tú no tienes ni idea de quién soy. Yo soy más poderosa que todos los vampiros a los que te has enfrentado jamás. Te arrepentirás de esto humano- Jack volvió a disparar la ballesta le volvió a dar en el corazón a Satine- ¿Eso es todo? Ya no tengo corazón, imbécil. No soy como uno de tus vampiros de poca monta, soy descendiente legítima de Aldur. Esto no es nada.
Jack sacó la espada- Pero esto seguro que no te lo esperabas- Jack atacó a la vampiresa, pero ésta le esquivó- Te enviaré a las tinieblas zorra de Satán.
Jack volvió a atacar a Satine, y cómo no conseguía alcanzarla Satine pudo atacar a Jack en una pierna. A pesar de sus años de experiencia, nunca se había enfrentado a un vampiro tan poderoso. Se le ocurrió entonces una idea. Dejó que Satine le atacara y entonces sacó su frasco de luz y la quemó. Satine se retorcía entre gritos y entonces Jack la decapitó. Satine ahora no era más que cenizas y Jack estaba un paso más cerca de acabar con la familia Blair, pero para ello tendría que dar con el otro vampiro y matarle.
Quizás no aquella noche, pero pronto terminaría lo que había comenzado su padre.
... Capítulo 2 ...

0 comentarios:

Publicar un comentario