martes, 26 de agosto de 2014

El Último Juego de Niños, Capítulo 42 por Elizabeth Thor



Dianna Agron es Maggie
A Jack le costó sonreír ante todo aquello ya que le escondía un oscuro secreto a Melissa y se había dejado llevar por su cuerpo olvidando el amor que ella sentía por él. Forzó una sonrisa llena de culpa mientras acariciaba su preñez. Melissa apoyó la cabeza en su hombro y cerró los ojos al escuchar como latía el corazón de su amor:
-Viviremos para verle crecer -Dijo Jack.
Maggie sonrió al poder limpiar algo de ropa ya que estaba acumulando demasiado polvo y sangre, tenía puesto ropa de Mercedes y había pasado de tener un modelo de ciudad a ser una chica de pueblo. Tendió su ropa mientras que ayudaba a tender más ropa a Mercedes:
-Gracias, Mercedes, hace tanto tiempo que me hacía falta algo de ropa limpia -Dijo Maggie.
-¿Te puedo preguntar una cosa, Maggie?
-Dime…
-¿Cómo es la vida en la ciudad?
Maggie se quedo pensativa y pudo recordar cada momento de su vida en la gran ciudad, en ese trozo de infierno donde era tan difícil sobrevivir cada día:
-Sólo hay violencia, y la supervivencia es cuestión de suerte. Los que manejan las mafias en la ciudad no han dejado morir lo peor de los adultos.
Maggie recordaba a Matt y a los Cohen, esos grupos siempre enfrentados que controlaban las drogas y la prostitución en la gran ciudad.
Merlyn se volvía a enfrentar a algo que creía que había olvidado hace tiempo, volvía a meterse en la cocina y volver a cocinar esas recetas que le enseñó su madre para su vida soltera. Se sentía tan a gusto dando de comer a esa familia, esa familia que le despertaba un sentimiento maternal. Miró por la ventana y vio a Tommy dándole de comer al caballo de la granja, eso le dibujó una sonrisa:
-Hola, Merlyn -Dijo Sarah.
-Hola, Sarah. Que suerte que estés aquí, necesitaba a una ayudante de cocina…
Sarah cogió unas zanahorias y las comenzó a cortar, pudo observar como Merlyn miraba por la ventana con una sonrisa:
-¿Te gusta la granja, Merlyn?
-Hace tanto tiempo que no veo sonreír a Tommy. Me gustaría irme con él a vivir al campo y olvidarlo todo...
Sarah sonrió al escuchar ese sueño pero ella era de ciudad y tarde o temprano volvería, volvería con Matt o si él:
-Todos hemos tenido que crecer demasiado pronto para sobrevivir y para llorar a nuestros adultos. Tommy es el más joven del grupo y aún es un crío por dentro…
El viejo tractor iba haciendo lentamente el camino por la larga y casi infinita carretera, con su poca velocidad esos kilómetros parecían casi infinitos, el viejo cacharro estaba casi en las ultimas y con la pintura ya gastada. Henry estaba llevando con su viejo cacharro a Jack y Bob hacia el camión estropeado, una travesía que lo más seguro que se había llegado más rápido andando.
-Gracias, Henry, tenemos que ir al camión para mirar las piezas que nos faltan -Dijo Bob.
Henry un chico de trece años de pelo moreno y rostro lleno de pecas, de cuerpo frágil. Vestía con unos tejanos con tirantes y no llevaba camiseta, iba descalzo demostrando esa tranquilidad de la vida de pueblo.
-Es un placer. Sois amigos de Mercedes, y por eso sois mis amigos. Aparte tengo demasiadas preguntas sobre la ciudad…
Jack estaba pensativo durante todo el camino ya que no podía quitarse de la cabeza la relación que tenía con Sarah y el amor que sentía hacia Melissa. Tenía miedo de que explotara su relación por algún lado. Al llegar al camión, Bob y Henry comenzaron a mirar las piezas que le hacia falta, mientras que Jack abrió la parte de atrás para comprobar si estaban aún las dos motos. No tuvieron mucha suerte con la gasolina y se volvieron una carga más.
-A ver, hace falta unas válvulas y un manguito. Es increíble como habéis podido llegar tan lejos…
Henry miró a Bob y sonrió mientras se limpiaba las manos de grasa:
-¿En la ciudad había muchos coches BMW? Puedo imaginar que allí os sobra el dinero, seguro que las mujeres se vuelven locas por vosotros…
Bob sonrió al escucharle ya que era la conversación más normal que podía tener con un preadolescente:
-Los BMW los tiene Matt, un mafioso de la ciudad. Las mujeres son un misterio y ni siquiera con dieciocho años de vida podrás saber en qué piensan…
Cargaron las dos motos en el tractor y volvieron a la granja. Bob miró a su amigo que seguía en silencio y comenzaba a preocuparle:
-¿Qué te pasa, Jack? Estás demasiado callado
-¿Qué pasaría si la maldita cura ya no existe?
Bob señaló al horizonte por donde estaba la ciudad:

Dane Dehaan es Bob
-Al menos hemos salido de un infierno donde podríamos haber muerto, si no lo intentamos jamás sabremos como será nuestro final. Prefiero morir lejos de la ciudad y estar más cerca del cielo…
Tommy acompañó a Mercedes para recoger los huevos del gallinero, estaba tan a gusto en aquel lugar tan lejos del hormigón tan oscuro y lleno de sangre. Jamás había visto tantos animales en toda su vida ya que los perros servían de comida para los más pobres de la ciudad.
-Me gustaría vivir en la granja, me hubiera gustado estar aquí con mi hermana…
Mercedes miró a Tommy y forzó una sonrisa:
-¿Tu hermana? ¿Qué le pasó?
-Mi hermana fue asesinada en la ciudad, intentó defenderme y…
Mercedes le dio los últimos huevos a Tommy:
-Creo que no te gustaría vivir en esta zona, los niños vuelven a interpretar a los adultos para no olvidarles y cualquier extraño que rompe su mundo es un peligro para ellos…
Tommy y Mercedes salieron del gallinero al escuchar el ruido del tractor, pudieron ver como el viejo trasto casi oxidado llevaba las dos motos:
-Mi moto, gracias chicos por traerla...
Tommy salió corriendo hacia Jack y le dio un abrazo por agradecimiento, por unos instantes apoyó su cabecita en su hombro y por unos instantes casi se dejaba llevar por sus labios para poder besarle. Merlyn dio un fuerte tirón a Tommy para acercarla a ella y evitar ese beso:
-Vaya, qué alegría, las motos…
A última hora de la noche Henry comenzó a escribir en su lista las piezas que le harían falta para arreglar el camión, sería complicado conseguirlo pero en la vieja chatarrería habían muchas piezas que aprovechar. Jack se acerco a él y le dio la mano pasándole unos cuantos billetes disimuladamente:
-Hazme un favor, tráeme una caja de bombones, el cambio te lo puedes quedar…

Rita Volk es Mercedes
Jack quería tener contenta a Melissa y hacer que no descubriera su relación con Sarah, quería comprar su perdón sin tener que contarle la verdad. Intentaría dejar poco a poco a Sarah mientras volvía a los brazos de Melissa. Henry se subió en su vieja bicicleta y se despidió de Jack, el chico entraría en la casa y cenaría algo antes de ir a dormir. Al abrí la puerta vio a Tommy jugando a cartas con Mercedes y Merlyn. Sarah estaba con Maggie mirando unas cajas de cds y hablando de música, Bob se acercó a Jack con una cerveza mientras veía como Melissa estaba leyendo un libro en total soledad.
-¿No es hora de que hagas un poco feliz a Melissa?
Bob cogió uno de los cds de Maggie y lo puso en el reproductor, comenzó a sonar una balada por los altavoces. Jack se acercó a Melissa y le dio la mano para comenzar a bailar:
-¿Me concedes este baile?
Tommy fue a tirar su última pareja cuando sintió como Mercedes le cogía de la mano, le miró con una sonrisa en los labios ya que ella también quería bailar:
-Tommy, ¿ me sacarías a bailar?
-Yo es que, yo…
... Capítulo 43 ...

0 comentarios:

Publicar un comentario