viernes, 7 de noviembre de 2014

El Último Juego de Niños, Capítulo 48 por Elizabeth Thor



Jacob Artist es Jack
Big T sintió como Mandy le cogió de la mano, la chiquilla estaba muerta de miedo y se sentía tan débil al estar tan lejos de su ordenador. El chico sintió como ella le dio un débil apretón y este con delicadeza se lo devolvió, eso le dio algo más de seguridad. Mandy abrazó a Big T y se escondió tras él al escuchar aquel disparo, no quiso ver como uno de los hombres de Matt recibía un balazo. Sam comenzó a andar poco a poco y se puso junto a Matt, miró a Katty sonriendo:
-Maldita cateta, te juro que si escapo de esta sabrás quien soy, lloraras sangre y yo estaré encima de ti gozando…
Mary Lee apuntó a Sam para descargarle toda su munición, Clay se acercó a ella y le miró a los ojos, no sería divertido si mataran a una de las mejores piezas:
-No lo mates, te dejaré que lo caces…
Matt miró a Clay, le miró con una mirada de rabia, con demasiado odio para poder respirar:
-Te juro que te mataré, te juro que escaparé y te cazaré yo a ti…
Los cazadores prepararon sus armas mientras esperaban que comenzara la cacería, les divertiría volver a cazar a gente de la gran ciudad. No podían dejar que nadie fastidiara su vida perfecta, esa vida que intentaban mantener e intentar mantener vivos a sus adultos. Uno de los chicos sonrió al mirar a Katty:
-Me gustaría domesticar a esa fiera. Le enseñaría a ser más pacifica y que cumpliera todo los deseos de su hombre…
Katty, furiosa, se acercó al chico, quería romperle la boca y destrozarle:
-Castor paleto, subnormal de cuatro dientes…
Mary Lee de dio un golpe con su escopeta, la chica cayó al suelo. Katty fue levantada poco a poco y aquel chico le cogió fuertemente la cara y comenzó a mirarle los dientes como si fuera un caballo:
-¿Sabes? Estarías más guapa sin dientes. Tus dientes serían perfectos para mi colección, parecen perlas…
Clay sonrió al escuchar al hijo del dentista, todos sabían que su padre tenía una gran colección de dientes y su hijo siguió con la colección, no era de extrañar que a todos los extranjeros perdieran los dientes si estaba él por el medio. El Sheriff sonrió al escuchar una voz a lo lejos, sobre todo al ver que eran unos extranjeros, negó con la cabeza al ver que con ellos estaban Wesley y Connor con las manos levantadas ya que eran sus rehenes.
-¿Cómo os llamáis, extranjeros? Quiero saber cómo se llaman las nuevas piezas de la cacería…
-Somos Jack, Tommy ,Bob y Sarah. Ahora, déjalos…-Dijo Jack.
Clay sacó su pistola y dio un golpe en toda la cara a Matt, al caerse al suelo le apuntó a la cabeza, estaba dispuesto a matarlo:
-Si no bajáis las armas, te juro que lo mataré. No bromeo y le puedo reventar los sesos a Matt…
Jack suspiró y pensó en bajar el arma, perder a Matt no sería tan doloroso para él. Miró a Tommy y pensó que le dieron una fuerte paliza por culpa a Matt, miró a Bob y pensó que había perdido a Lilith por culpa de Matt, él tendría que matarlo. Pero ante sus ojos estaba Sarah que le pedía con su mirada que le ayudara, que le dejara vivir. Tommy aún sentía el sabor de la sangre en su boca, aún recordaba la paliza que le dieron y deseaba que mataran a Matt:
-Jack…
027e8cfb694d5477aa1bd1d46d4e73ef
Alejandra Castello es Tommy
Bob respiró con calma y miró a sus compañeros ya que no podía olvidar que ese monstruo llevó a la locura a Lilith:
-Deja que lo maten, Jack.
Sarah miró a Jack a los ojos, le cogió la mano y una lagrima dejó que se resbalara por su rostro. No quería ver como mataban a su hermano, tenía la fe que él pudiera cambiar y que volvieran a ser la familia feliz de antaño. Jack tiró su arma solo para salvar la vida de Matt. Clay sonrió al ver aquello, sabia que los chicos de ciudad eran débiles y aparte de una buena presa para sus juegos:
-Los niños de ciudad son débiles…
-Son débiles e idiotas -Dijo Wesley.
Wesley cogió la pistola del suelo y apuntó a los dos chicos, hizo una señal a Connor para que diera una lección a los extranjeros.
-Dales su merecido, Connor…
Connor le dio un fuerte puñetazo a Jack, y Tommy le cogió fuertemente para que no cayera al suelo. Bob recibió un puñetazo en el estomago, Sarah se interpuso ante él cuando quiso darle un golpe a Tommy:
-Déjalo…
Wesley sonrió y usando su arma le dio un golpe en toda la cara a Sarah, ésta cayó al suelo inconsciente.
Sarah fue arrastrada por dos chicos hacia donde estaban los cazadores, la chica intentó volver a estar consciente mientras sentía que sus pies eran arrastrados por el polvoriento suelo. Vio como sus amigos estaban juntos y eran apuntados por Clay, Connor y Mary lee.
-Ahora serás feliz, Matt. Moriremos en familia -Dijo Katty.
-Cállate, estupida -Mary Lee le golpeo en el estomago- ¿Sabes? disfrutaré pegándote dos tiros y colgando tu piel tatuada encima de la chimenea…
Matt respiró con calma buscando fuerza de flaqueza, intentando seguir siendo un tipo frío y duro. Quería ser la persona quien temían todos en la gran ciudad:
-Jack, intentemos sobrevivir y después hablaremos de nuestras muerte…

Dane Dehaan es Bob
Jack asintió con la la cabeza, Tommy a su lado, se moría de miedo y miraba a todos . A su lado, Bob comenzó a estudiar la zona y buscar algún buen escondite, era como sobrevivir en la gran ciudad.
-Tenéis treinta minutos para correr y esconderos. Al terminar el tiempo, os iremos a cazar… -Dijo Clay
Wesley se tocó el parche de su ojo y miró a Sarah. Tenía tantas ganas de venganza sobre esa chica, esa furcia le había arrancado un ojo. Su odio comenzaba a crecer en su cuerpo debilucho y patético, pero él era el alcalde y si quería matar mataría, si quería violar lo haría:
-Quiero que me dejéis a esa puta de ahí. Quiero que pague por mi ojo…
Matt sonrió al escucharlo:
-Maldito enano pecoso, te voy a hacer un favor te mataré el último, ya que quiero disfrutar…
Clay comenzó a mirarles y sonrió, levantó su mano y miró a las presos.
-Cuando escuchéis el disparo, solo tendréis media hora para esconderos y después os cazaremos.
Mandy cogió con fuerza la mano de Big T y le miró con pena, necesitaba sentir la mano de su nuevo hermano, necesitaba sentirse segura ante lo que estaba apunto de pasar. Clay miró al cielo, ese cielo tan despejado lleno de estrellas y disparó su arma:
-¡Corred!
El grupo comenzó a correr con todas sus fuerzas, Matt se acercó a Jack y le miró a los ojos, podrían comenzar a pelearse por el odio que sentían el uno por el otro, pero por una vez se tendrían que unir para sobrevivir:
-Maldita sea, escuchadme, tenemos que estar juntos sólo por esta noche, tenemos que sobrevivir… -Dijo Jack.
-Sólo por esta noche, si sobrevivimos tendremos que decidir demasiadas cosas -Dijo Matt.
Tommy hizo una señal a los chicos:
-Corramos hacia la granja, allí tendremos un sitio para defendernos…
Mercedes cogió unos cartuchos de un cajón del mueble del comedor, cargó su escopeta ya que temía lo peor y se sentía algo más segura con un ama entre las manos. Merlyn estaba sentada en el sofá junto a Melissa, le tranquilizaba acariciándole su largo cabello, la chica embarazara le recordaba el cariño que sentía su madre por ella antes de morir.
-¿Qué haces, Mercedes?
-Necesito algo de seguridad, ésta noche es demasiado silenciosa.
Maggie se asomó a la ventana y vio como regresaban los perros, eso le asusto al pensar que le había podido pasar algo a los chicos. La chica salio de la casa y fue a ver a los perros, se puso de rodillas y acarició a uno de los animales:
-¿Dónde están los chicos?
... Capítulo 49 ...

0 comentarios:

Publicar un comentario