domingo, 7 de diciembre de 2014

El Último Juego de Niños, Capítulo 50 por Elizabeth Thor



Rita Volk es Mercedes
Clay miró a Mary Lee y Connor, miró a los cazadores esperando que estuvieran preparados para la cacería, sonrió y levantó su pistola disparando al aire, ya había comenzado la cacería. Los sabuesos comenzaron a correr buscando el rastro de las presas. Connor cogió de las cadenas a los perros y fue indicando el camino a los cazadores. Una furgoneta le seguía con los cazadores deseando cazar a los extranjeros. El hijo del dentista estaba deseando tener los perfectos dientes blancos de Katty.
Lilith estaba escondida en el granero y desde allí podía ver como se movían los chicos en la casa, quería poder entrar y matar a la adulta, para que todos supieran que lo hacia por dios y por Bob para salvar su alma. Pero sus ojos vieron como una furgoneta se acercaba a toda velocidad y como un grupo de chicos bajaron con sus escopetas, la chica les miraba con miedo, les miraba sabiendo que su forma de comportarse era hostil. Solo era una espectadora de todo aquello.
Mercedes preparó algo para comer y vio con una sonrisa como Mandy se comía el sándwich de mantequilla de cacahuete, la niña hacia tanto tiempo que no podía comer algo tan sabroso, eso le hacia recordar a su madre y el poco cariño que pudo tener hacia ella algún día, a su lado estaba el Big T que devoraba sin contemplación un par de sándwich casi sin respirar, el gran chico tenia un gran estomago :
-¿Tenías hambre, pequeña?
Mandy miró con recelo a Mercedes:
-No soy pequeña, soy más inteligente que cualquier persona de esta casa.
Cuando Mercedes se giró a coger algo de la nevera, Mandy cogió un cuchillo que estaba encima de la mesa y se la guardó en el bolsillo. Quería sentirse segura y no confiaba de nadie acepto de Big T, ese gran chico le había demostrado mucho cariño que ella aceptaba y quería. Big T le miró a los ojos y le cogió la mano:
-Dejalo, Mandy.
-Quiero estar segura, Big….
Clay miró a sus compañeros y sonrió al ver de quien era aquella granja, era de Mercedes Winters, la famosa chica que fue violada por unos chicos de la ciudad, que aunque fueron juzgados y ejecutados ella no volvió al pueblo. El joven sheriff se acercó a la casa de Mercedes y sintió por unos segundo que le estuvieron observando tras las maderas, tras de el iban Connor y Mary lee armados:
-Mercedes, sabemos que estas escondiendo a los extranjeros. Tienes cinco minutos para sacarlos, o te juro que dejare tu casa como un maldito queso gruyer…
Tommy escondió su rostro tras el hombro de Merlyn ya que estaba muerto de miedo al escuchar esa voz, Jack y Bob cogieron las armas para prepararse para el tiroteo, habían pequeñas rendijas para poder apuntar y disparar. Katty se sonrió y cogió la escopeta que era casi tan grade como ella y le puso dos cartuchos, Mercedes acompañada por Mandy y Big T salieron de la cocina:

Miley Cyrus es Katty
-Por favor, chicos, quiero hablar con ellos, podremos llegar a un acuerdo…
Katty comenzó a reír, una risa forzada y humillante para la granjera:
-Espera, eres cateta y retrasada, ¿tus padres son hermanos? ¿Crees qué nos dejaran escapar?
Matt miró a sus compañero y cargo su escopeta, miró a Sam, Katty, Big T y sus chicos:
-Yo solo sé que tenemos que salir allí fuera y matarlos a todos…
Jack miró enfadado a Matt y le miró a los ojos:
-No quiero arriesgar nada, por Melissa, ¿me escuchas, Matt?
Se acercó a Mercedes y le cogió del brazo:
-Por favor, Mercedes, solo tenemos que sobrevivir una noche, no tienes que salir…Tu sheriff no es muy comprensivo.
Sarah miró a Maggie ya que desde esa ventana donde estaban era capaz de meterle un tiro a cualquiera de los cazadores y sobre todo al asqueroso alcalde. Podría cargarse a Wesley:
-Maggie, desde aquí podría matar algún maldito cazador, quiero matar a esa caricatura de chico, intentó abusar de mi…
Mercedes salió de la casa, quería intentar hablar con los cazadores y poder salir de allí con vida, para ella y sus nuevos amigos.
... Capítulo 51 ...

0 comentarios:

Publicar un comentario