Relatos Terror

Relatos de terror

Serie Z

Relatos de temática zombie

Relatos Fantasía

Relatos de fantasía

Otros

Relatos de temas diversos

viernes, 31 de octubre de 2014

El Último Juego de Niños, Capítulo 47


Jenna Malone es Lilith
Jenna Malone es Lilith
Lilth estaba cansada. Había pasado varios días durmiendo en la intemperie, y los coyotes la despertaban con sus horrendos alaridos. Seguía al grupo con demasiada distancia, y a lo lejos podía ver la granja donde se habían refugiado. «Sólo un poco más. Dios me ayuda en esta difícil misión. Debo matar al diablo, así Bob volverá a mis brazos.» En su cabeza, ella era un ángel enviado por Dios a la tierra para acabar con el mal que había asolado a toda la humanidad, y la culpable de eso era la adulta, Merlyn.
Hacía demasiado calor y ya no le quedaba agua desde hacía horas. Estaba deshidratada y su mente se nublaba. Las voces eran cada vez más fuertes e insistentes. «La adulta está cerca, ¿no la notas? Debes acabar con ella para salvarlos a todos. Esa impía ha corrompido al ser humano con su magia negra y ha hecho que el mundo muriera. Tienes que detenerla. Mátala, ¡mátala!» Decían una y otra vez. Lilith intentaba apartarlas, pero en su corazón sentía que tenían razón.
Observó como un grupo liderados por Jack se habían marchado, dejando a una mujer que no conocía, a Melissa, la embarazada y a la adulta solas en aquella casa. Era la oportunidad que necesitaba.
Fue hacia el establo para evitar un poco el calor que hacia por el día. Pensó en ir y matarla en aquél momento, pero estaba demasiado débil, y quedaría demasiado expuesta. La embarazada había conseguido derribarla una vez, y no quería que volviera a ocurrir.
Bebió agua del abrevadero de los caballos, y cogió su última reserva de comida; unos Twinkies. Lo comió despacio, intentando que la comida le durara unos minutos. El hambre estuvo a punto de hacer que lo devorara en un santiamén. Bendijo el alimento y dio gracias por el agua y el refugio. Al estar allí, resguardada de las inclemencias y con agua para poder limpiarse y beber, sabía que iba por el buen camino. Dios le estaba enviando un mensaje; «Estás muy cerca, y ésta es tu pequeña recompensa.»
El lugar era fresco y limpio. Había dos caballos bien cuidados que se habían alterado un poco por su presencia. «Si viene la chica que los cuida, me descubrirá.»
Hizo una cama con la paja del establo en un rincón escondido. Se tendió sobre él y se cubrió con más paja para ocultarse. Cerró los ojos, cansada, y dejó que el sueño se apoderara de ella. En unas horas tenía una misión que cumplir. Y esa vez, no fallaría en su cometido. Dios estaba de su lado y la ayudaría a acabar con el mal que la adulta había traído con ella.
***
—¿Quién nos matará? —preguntó Jack extrañado.
Taissa Farmiga es Sarah Nolan
Taissa Farmiga es Sarah Nolan
—El alcalde del pueblo y su secuaz —dijo Sarah escuchando como se acercaban a ellos—. Me ha intentado violar y le he clavado una figura en el ojo, gracias a eso pude escapar, pero me sigue de cerca. Me ha drogado y estoy demasiado débil para seguir huyendo, Jack.
—Tranquila, ahora estás a salvo.
Las palabras de Jack le hicieron sonreír. Vio a Maggie detrás de él y fue hacia la chica.
—¡Sarah! —La abrazó.
—Quédate con ella —dijo Jack—. Tommy, Bob, venid conmigo. Y sacad las armas.
Maggie cogió las correas de los perros. Sarah vio como dieron un paso hacia delante con las armas en las manos. El alcalde se aproximó a ellos, jadeando, con un parche en el ojo. Tras él, un chico con uniforme de policía marrón se puso a su lado.
—Vosotros, apartaos y devolvedme a mi juguete.
Sarah sintió una punzada de odio en su corazón. Dio un paso al frente y le escupió.
—Bastardo. No soy ningún juguete.
—Tú calla, puta —dijo el policía—. Nadie le habla así al alcalde de Summer Hills —Sacó su pistola—. Venga, apartaos. Si nos la devolvéis, no pasará nada. Esa chica es una criminal.
—Permítame que lo dude —dijo con sarcasmo Bob.
El alcalde les miró con odio.
—O os apartáis y os vais, o os mato a todos —Su voz estaba cargada de ira.
Sarah suponía por qué. Ese enano no estaba acostumbrado a que sus planes salieran mal, y ella lo había hecho. Había evitado que la violara, le hirió en un ojo y escapó sin que pudiera evitarlo. Temía lo que le pudiera hacer si la apresaba. «Mi padre me enseñó a ser un cerdo —Había dicho—. Sí, un cerdo al que voy a degollar en cuanto tenga ocasión —pensó Sarah.»
—Pues ya puedes intentar matarnos —contestó Jack y se lanzó sobre él.
Los tres chicos pillaron desprevenidos al alcalde y al policía, que no esperaban que se opusieran, y les arrebataron las armas en un momento. Los perros ladraron con fuerza; parecía que el alcalde les tuviera miedo. Sarah cogió una de las correas de uno de ellos y se acercó a él.
—Tanto intentar intimidar a la gente y le tienes miedo a un perrito —dijo burlona.
Jack le apuntó en la cabeza con el arma.
—Cerdo. Has intentado violarla —quitó el seguro—. Dile adiós a tu vida.
—¡No! —gritó Sarah.
—¿No? Pero si es un violador.
—Ti-tienen a Matt —dijo dubitativa. Sabía que todos odiaban a Matt, pero era su hermano y no podía permitir que le hicieran algo.
—¿Y qué más da? —dijo Jack confundido.
—Es mi hermano, Jack. Sé que no lo entiendes, pero, debo ayudarle.
Maggie la miró y ella apretó los labios. Jack bajó el arma.
—¿Y qué quieres hacer?
Sarah se aproximó al alcalde. El perro gruñó al chico, que se meó encima.
—Nos vas a ayudar a rescatar a mi hermano, y si no lo haces, te dejaré a solas con mi nuevo amigo —El alcalde asintió—. Vamos, entonces.
Jack y Bob escoltaron al alcalde y al policía, que no volvieron a hablar en todo el camino hacia el pueblo.
—¿Sabes donde están? —preguntó Maggie.
—Sí, estaban en la comisaría del pueblo, pero hablaron algo de una cacería.
—Deberías de asumir que eso ya ha empezado —dijo el policía—. Y que tu hermano estará muerto.
—Calla y camina —Bob le dio un golpe con la pistola y el policía no dijo nada más.
—Tenemos que darnos prisa.
Llegaron a la comisaría, pero no había nadie.
—¡Joder! —Sarah estaba desesperada. Se acercó al alcalde—. ¿Dónde están?
—En la zona de caza —dijo el niño sin ni siquiera mirarla—. En las afueras.
Se dirigieron hacia allí, con sigilo para cogerlos por sorpresa. «Que no esté muerto, por favor, que no esté muerto.»
Al llegar, vieron una hilera de varios hombres y mujeres con diversas armas reír y observar a unos chicos correr; Matt y sus hombres.
—¡Vosotros! —dijo Jack con seguridad y el grupo de cazadores se giraron—. Dejad vuestra armas o lo mato —Apretó el arma contra la sien del alcalde.
Un chico con un traje de sheriff sonrió y le miró desafiante.
—¿Y a mi qué me importa? —dijo, dejando a todos atónitos.
Sarah sintió pánico. Aquél hombre era peor que el alcalde. Y estaban a punto de averiguarlo.

jueves, 23 de octubre de 2014

Portadón para Mundo de Sangre y Cenizas por Carolina Bensler

La genial ilustradora y colorista de cómic, Carolina Bensler, ha realizado esta pedazo de portada para mi historia Z, Mundo de Sangre y Cenizas. Agradecerle eternamente este impresionante trabajo, que a parte de ser una genial artista, es todo un amor de persona :)



Para descubrir más sobre Carolina Bensler y su extraordinario trabajo, no olvidéis pasaros por: 


sábado, 18 de octubre de 2014

Sobre la Autora

Nacida en Barcelona en 1984, su pasión por las letras empezó desde que era muy pequeña.
Lectora incansable, escritora de vocación y blogger en sus ratos libres, adora todo lo que tenga que ver con las letras, los zombis, el terror, lo fantástico y el misterio.
Ha participado en varios webzines con sus relatos cortos, y colabora en varios blogs de terror y arte.
Su primera publicación fue la antología de relatos de terror El Sótano Maldito, que se puede encontrar gratuitamente en varias plataformas virtuales.
Desde principios de año está disponible en Amazon el ebook de ciencia ficción y serie B, Los Mutantes de Springs Lake.

Actualmente compagina sus diferentes colaboraciones y relatos cortos con varios proyectos literarios que esperan ver la luz en breve.

Chica-Sombra: Conociendo al autor

Hoy tengo el honor de se la autora invitada en la sección de Chica-Sombra: Conociendo al Autor.
Ahí podréis ver una mini bio, espero que os guste. Dar las gracias, y no me cansaré de hacerlo, a la genial Chica-Sombra por todo :)


Reto Stephen King

Desde el blog de la genial Chica-Sombra, he descubierto a un reto que me gustaría sumarme: El Reto Stephen King.

¿En qué consiste? Pues en un reto atemporal en el que hay que leerse todos los libros del maestro del terror sin presiones ni límite de tiempo, cada uno a su aire.

A continuación, añado la lista de libros de King y pondré en negrita y en rojo los que ya he leído.


Novelas

1974 - Carrie
1975 - El misterio de Salem's Lot (Salem's Lot)
1977 - El resplandor (The Shining)
1978 - La danza de la muerte (The Stand)
1979 - La zona muerta (The Dead Zone)
1980 - Ojos de fuego (Firestarter)
1981 - Cujo
1983 - Christine
1983 - Cementerio de animales (Pet Sematary)
1983 - El ciclo del hombre lobo (Cycle of the Werewolf)
1984 - El Talismán (The Talisman, escrito junto a Peter Straub)
1986 - It
1987 - Los ojos del dragón (The Eyes of the Dragon)
1987 - Misery
1987 - Los Tommyknockers (The Tommyknockers)
1989 - The Dark Half (La mitad siniestra)
1990 - Apocalipsis (The Stand: The Complete & Uncut Edition)
1991 - La Tienda
1992 - El Juego de Gerald (Gerald's Game)
1993 - Dolores Claiborne
1994 - Insomnia
1995 - El retrato de Rose Madder (Rose Madder)
1996 - La Milla Verde (The Green Mile)
1996 - Desesperación (Desperation)
1998 - Un Saco de Huesos (Bag of bones)
1999 - La Tormenta del Siglo (Storm of the century, guion)
1999 - Corazones en la Atlántida (Hearts in Atlantis)
2000 - La chica que amaba a Tom Gordon
2000 - Montando la Bala (Riding the Bullet)
2001 - El Cazador de Sueños (Dreamcatcher)
2001 - La Casa Negra (Black House, escrito junto a Peter Straub)
2002 - Buik 8: Un coche perverso (From a Buick 8)
2005 - Colorado Kid
2006 - Cell
2006 - La historia de Lisey (Lisey Story)
2008 - Duma Key
2009 - La cúpula (Under The Dome)
2010 - Blockade Billy
2011 - 22/11/63 (11/22/63)
2011 - Mile 81 (publicado únicamente en formato de libro electrónico)
2013 - Joyland
2013 - Doctor sueño (Doctor Sleep), secuela de El resplandor (1977)
2014 - Mr. Mercedes
2014 - Revival 

Colecciones

1978 - El umbral de la noche (Night Shift)
1982 - Las cuatro estaciones (Different Seasons)
1985 - Skeleton Crew (Reeditado en español en 4 libros: La Niebla, La expedición, Historias fantásticas, Dos historias para no dormir).
1990 - Las cuatro después de la medianoche (Four Past Midnight)
1993 - Pesadillas y alucinaciones (Nightmares & Dreamscapes)
1997 - Six Stories (Edición limitada de 1100 ejemplares cuyos relatos fueron reeditados en Todo es eventual y Corazones en la Atlántida)
2003 - Todo es eventual: 14 relatos oscuros (Everything´s eventual: 14 Dark Tales)
2008 - Después del anochecer (Just After Sunset)
2010 - Todo oscuro, sin estrellas (Full Dark, No Stars) 

Serie de La Torre Oscura (The Dark Tower)

1982 - La Torre Oscura I: La hierba del diablo (The Gunslinger) (Reeditado en 2003 como 'El pistolero')
1987 - La Torre Oscura II: La invocación (The Drawing of the Three) (Reeditado en 2003 como 'La llegada de los tres')
1991 - La Torre Oscura III: Las Tierras Baldías (The Wastelands)
1997 - La Torre Oscura IV: La bola de cristal (Wizard and Glass) (Reeditado como 'Mago y Cristal')
2003 - La Torre Oscura V: Lobos del Calla (Wolves of the Calla)
2004 - La Torre Oscura VI: Canción de Susannah (Song of Susannah)
2004 - La Torre Oscura VII: La Torre Oscura (The Dark Tower)
2012 - La Torre Oscura: El Viento por la Cerradura (Como parte de la serie de La Torre Oscura, es el octavo libro, pero cronológicamente se ubica entre los volúmenes cuatro y cinco)
Childe Roland to the Dark Tower Came de Robert Browning (poema en el que se basa la serie)

Bajo el seudónimo de Richard Bachman

1977 - Rabia (Rage)
1979 - La larga marcha (The Long Walk)
1981 - Carretera maldita (Roadwork)
1982 - El fugitivo (The Running Man)
1984 - Maleficio (Thinner)
1996 - Posesión (The Regulators)
2007 - Blaze


El Último Juego de Niños, Capítulo 46


Jacob Artist es Jack
Jacob Artist es Jack
Jack apretaba la mandíbula. Creía que conocía a Sarah y no se esperaba algo así de ella. Se había marchado y soltado a Katty sin decir nada, y ahora tenían que tras ella.
Mercedes les proporcionó alguno de sus perros rastreadores para que les ayudaran en la búsqueda con la condición de que se los devolvieran sanos y salvos, pero se había quedado para cuidar de Melissa.
La joven había insistido en ayudar, pero Jack no podía permitir que le ocurriera nada.
Llevaban horas caminando por el desierto siguiendo el rastro que Sarah dejó sin darse cuenta. Bob iba el primero con los perros, Maggie a su lado y él y Tommy les seguían de cerca.
—¿Crees que la encontraremos, Jack? —preguntó con preocupación.
—Seguro —Jack apretó de nuevo la mandíbula. Últimamente hacía mucho eso—. Como Katty le haya hecho algo, la manaré con mis propias manos.
—Te preocupas mucho por Sarah.
—Sí —hizo una pausa—. Como de todos vosotros —Le dio un codazo en las costillas.
Su amigo rió. Merlyn se había presentado voluntaria pero Tommy le suplicó que se quedara para que no le pasara nada. La mujer se resignó y le hizo cosa sin rechistar.
Pensó en Sarah, en las noches de pasión que compartieron. Se sentía culpable por haber engañado a Melissa, y también por empezar algo con Sarah que no tenía ningún futuro. Su corazón era de Melissa, pero el deseo hacia la hermana de Matt fue demasiado fuerte. «Y ahora se ha ido —pensó—, y sin decir nada.»
—¿Estará bien? —La voz de Maggie sonaba nerviosa—. La conozco desde que éramos pequeñas, como le haya pasado algo… No lo quiero ni imaginar.
Jack vio como Bob le pasaba un brazo por los hombros mientras con el otro sujetaba fuertemente la correa de los dos perros.
—Estará bien —afirmó el chico sonriendo—. Tu amiga es dura de pelar, seguro que no le ha pasado nada.
—¿Y los del pueblo? Mercedes dijo que eran peligrosos. ¿Y si ellos son los que le han hecho algo? —preguntó Tommy, nervioso.
—Esperemos que no sea así —sentenció Jack y suspiró.
A lo lejos se empezó a ver un pequeño pueblo en medio del paraje desértico y de los cactus de agujas afiladas. Desde su perspectiva, se veía un lugar tranquilo, apacible. Jack pensó que Mercedes había exagerado a la hora de hablar de aquella gente.
—Ahí está —dijo Bob sujetando con fuerza las correas. Los perros estaban cada vez más nerviosos—. Ellos pueden olerla.
Jack vio que algo se movía a lo lejos hacia ellos. Puso una mano sobre los ojos para poder ver de qué se trataba. Una figura humana corría con dificultad y empezó a gritar.
—¡Por favor, que alguien me ayude! —Era la voz de Sarah.
—¡Sarah! —aulló Jack y fue hacia su dirección.
—No huyas, zorra —dijo una voz tras la joven con una escopeta en las manos.
Al llegar a la misma altura, Sarah se abalanzó sobre Jack y se aferró a su cuello con fuerza.
—Te-tenemos que escapar —dijo aturdida—. O él nos matará.
***
—Malditos hijos de puta —dijo Katty recuperándose del golpe en el estómago que la paleta le había asestado minutos antes—. Ojala tuviera aquí a mis amiguitas para
Miley Cyrus es Katty
Miley Cyrus es Katty
pegarle un tiro en su fea cara.
Miró a su alrededor. Algunos de sus colegas de la ciudad no estaban, por lo que dedujo que les habían asesinado. Matt tenía el rostro entre las manos.
—Tranquilo, cielo, saldremos de esta —le dijo poniendo una mano en su hombro.
El chico suspiró y la miró a los ojos. Katty comprobó que estaba llorando.
—Ella es mi única familia, todo lo que me queda de mis padres —dijo y volvió a poner la cara entre las manos.
Katty negó con la cabeza. Amaba a ese chico, aunque sabía que él sólo le tenía cariño. Se encogió de hombros, impotente ante la situación. «Ojala estuviéramos en la ciudad —pensó—. Mataría a todos estos cabrones en un momento.»
—Muy bien, forasteros, es hora de jugar —La carcelera se acercó a ellos con paso prepotente—. Sed buenos y poneros en fila contra los barrotes.
—¿Y si no que, cerda? —dijo Katty desafiante—. ¿Te revolcarás por el estiércol? Oing, oing.
La policía rolliza la miró con odio. El chico que antes se había presentado a ellos como el sheriff Walter y que todos allí llamaban Clay.
—No te preocupes, Mary Lee, tendrás tiempo de divertirte con ella en un rato.
La chica sonrió. Katty sintió pánico, «¿A qué se refiere con que se divertirá? Como esa paleta me ponga una mano encima…»
—Bien, forasteros, haced lo que se os pide —El sheriff acarició su pistola. Detrás de él, había un grupo de diez personas.
Todos hicieron lo que se les pedía. Se pusieron contra los barrotes y el sheriff abrió la puerta.
—Extended las manos —dijo, y todos obedecieron.
Les esposaron y empezaron a dirigirles hacia el exterior. Al salir, el sol dañó la vista de Katty, que entrecerró los ojos. El aire era caliente, y le abrasaba los pulmones al respirar.
Les condujeron en silencio hacia un lugar más apartado. Se alejaron del pueblo. Por sus calles, no había ni un alma, y Katty vio como alguien les observaba desde la ventana y se santiguaba.
Llegaron a las afueras, un paisaje digno de un western de los años sesenta.
—Las reglas con simples —empezó a decir el joven sheriff con el arma en la mano—. Quien cace más presas será el ganador. Se pueden utilizar todo lo que uno quiera: trampas para osos, machetes, flechas, armas… eso va al gusto del cazador…
—¡¿Pero qué cojones?! ¡Estáis locos! —dijo Matt—. ¡No podéis hace eso!
El sheriff Walter lo miró con dureza.
—Ese es mío. Si alguien le mata, se las tendrá que ver conmigo —Sonrió con malicia—. ¿Preparados? —Todos asintieron—. Bien, ahora…
Uno de los hombres de Matt empezó a correr y gritar. El sheriff suspiró, alzó el arma y le pegó un tiro por la espalda.
—Aún no había acabado —dijo entornando los ojos—. Como decía, ahora les dejaremos un poco de ventaja, si no será muy aburrido, así que cuando diga, podéis empezar a correr.
Sus hombres rieron. Katty estaba histérica. No le gustaba ser una victima, odiaba ese sentimiento de miedo que recorría todo su cuerpo. «Voy a matar a ese hijo puta, voy a degollarlo y a hacerme una pitillera con su piel.» El sheriff puso la escopeta mirando al cielo y disparó.
—¡Corred!
Katty miró a Matt, que asintió con la cabeza, y empezaron a correr en la misma dirección. Todos huyeron intentando escapar de los locos del pueblo.
... Capítulo 47 ...

viernes, 10 de octubre de 2014

Vampiros en la noche Capítulo 12 {Final de Temporada} por Elena Saavedra


Jennifer Lawrence es Cynthia
Maxime y Cynthia llegaron juntas al restaurante, allí les esperaban los padres de Maxime, Sasha y una mujer desconocida. Maxime miró preocupada a Cynthia, la pobre estaba petrificada. Sasha había traído a otra mujer, y era…era guapísima. Su piel era un poco morena, tenía los ojos verdes y el pelo negro azabache, largo y ondulado. Podría tener la misma edad de Sasha y su cuerpo era espectacular.
Maxime cogió la mano de Cynthia- ¿Estás bien?- Cynthia asintió como respuesta, aunque ambas sabían que mentía- Lo siento. Yo…yo no lo sabía, de verdad.
- No…no pasa nada Maxime, yo le daré el regalo y me iré a casa.
- No, no te vayas. Quédate a cenar, si te vas él habrá ganado. No le des esa satisfacción. Demuéstrale que no eres la chiquilla que cree que eres, quédate a cenar, despídete con cordialidad y luego puedes ponerle verde todo lo que quieras.
Cynthia sonrió y abrazó a Maxime- Eres la mejor. Gracias. Está bien, vamos allá.
Maxime y Cynthia se acercaron hasta la mesa dónde estaban todos sentados y comenzaron a saludar a todo el mundo, incluyendo a la misteriosa mujer que estaba al lado de Sasha. Cynthia se sentó entre Maxime y Marta, todavía un poco afectada. Sasha les presentó a su acompañante, Vanessa,  con una gran sonrisa.
- Me alegro de conocerles a todos, Sasha me ha hablado mucho de ustedes, sobre todo de su hermana pequeña Maxime- dijo sinceramente Vanessa.
- Es un placer conocer por fin a la chica que traía loco a nuestro pequeño Sasha, estaba deseando que este día llegara- comentó emocionada Martha.
- No seas exagerada querida- intervino Richard- además vas a hacer avergonzarse a la pobre chica. Tú no le hagas ni caso Vanessa, mi mujer a la más mínima empezará a preguntarte cosas demasiado personales, pero ella esa así.
- Eso no es verdad- se quejó Martha- Bueno, ¿y a qué te dedicas Vanessa?
- ¿Lo ves? Ya empieza con las preguntas-dijo Richard y Martha le do un golpe en el brazo para que se callara- ¡Ay!
Martha y Richard comenzaron a discutir, Sasha no sabía muy bien que hacer y Vanessa tampoco, así que Maxime intervino- ¿Qué tal si cenamos?
- Sí es una gran idea, estoy hambrienta- aseguró Cynthia.

Benedict Cumberbatch es Sasha
El camarero hasta ellos y les tomó nota, mientras llegaba la comida Maxime apoyaba a Cynthia con anécdotas graciosas de Jack. La comida vino pronto y comenzó todo el mundo a comer. Cuando terminaron Sasha empezó a recibir regalos, el primero fue de sus padres, un vale para un fin de semana entero en un hotel de lujo con spa incluido para dos personas, Maxime le regaló su colonia favorita y Vanessa le regaló unas botas militares, como a él le gustaban. La última fue Cynthia, le había regalado un libro, pero no era cualquier libro. De pequeño su madre le leía ese libro, pero cuando se mudaron lo tuvieron que vender en un mercadillo porque no podían llevárselo, fue una lástima pues era el libro preferido de Sasha desde pequeño; además tenía una dedicatoria de su madre en la contraportada para él, así que para Sasha era muy especial y Cynthia había conseguido encontrarlo.
- No me lo puedo creer…es…-dijo incrédulo Sasha- Dios santo, mira madre tiene aún tu dedicatoria. ¿Cómo lo encontraste?
- Bueno, desde que me contaste la historia de este libro comencé a buscarlo, pero no lo encontraba. Le conté la historia a una amiga hace dos meses y resulta que lo tenía su abuela, tuve que comprarle un vestido de marca a medida para que me lo diese pero mereció la pena-explicó Cynthia.
-¿Tú sabías algo, Maxime?- preguntó Sasha.
Maxime aún un poco conmocionada negó con la cabeza- No…yo…no lo sabía.
-Quería que fuese una sorpresa- confesó Cynthia.
- Gracias, es…es increíble- dijo sinceramente Sasha.
- De nada- contestó Cynthia.
En ese momento ambos se miraron y se creó un silencio incómodo. La tensión podía cortarse con un cuchillo, Vanessa no sabía qué hacer. Maxime un poco agobiada intervino- ¿Qué tal si brindamos? ¡Por Sasha!
- ¡Por Sasha!- brindaron todos.
Cynthia y Maxime, se marcharon poco después del brindis, y después le siguieron Martha y Richard al poco tiempo. Vanessa miró a Sasha-¿Desde hace cuánto está enamorada de ti?
- ¿De qué estás hablando?- insinuó Sasha.
- Oh, venga. Esa chica está enamorada de ti. La tensión que había entre vosotros era más que evidente. Y ese regalo…
- ¿Tú crees qué está enamorada de mí?- no pudo evitar preguntar Sasha ilusionado.
- Pues claro. A igual que tú estás enamorado de ella. ¿Por qué me has traído?
- Yo… creía que ella no…Lo siento. Pensé que sí comenzaba algo con alguien me olvidaría de ella. No debí empezar nada contigo estando enamorado de ella.
Vanessa le cogió la mano- Ahora ella debe de pensar que no la amas, ve tras ella y no la dejes escapar- Vanessa se marchó y dejó allí a Sasha pensando.
———–
Dante es Ben Barnes
Dante es Ben Barnes
Dante se levantó cansado, pues no había podido parar de pensar en Maxime. Desde que la conoció ella había aparecido en sus sueños y ahora más que nunca. Debía dar con ella y traérsela a Italia, él la amaba y quería estar junto a ella. Tenía que escaparse aquella noche e ir a Londres para conquistar a Maxime y traérsela de vuelta. Dante salió al recibidor y allí ya estaba todo preparado para recibir a los invitados. Elizabetta, la heredera de los Bianchi se acercó hasta él alegre.
-¡Vamos la fiesta va a empezar!- Elizabetta le cogió de la mano y le arrastró hasta el gran salón, toda la familia Bianchi, Aldur, Ranquel y algunos de los invitados ya estaban esperándole- Os presento a Dante, heredero de la familia Blair, apuesto, galán, inteligente, romántico y está soltero.
Dante quiso matar a Elizabetta en ese momento, todas las chicas se le abalanzaron como arpías, pero él decidió cambiar de estrategia- Hola chicas, ¿sabéis lo que más me gusta? Coleccionar cucarachas disecadas  – las chicas se fueron decepcionadas y algo asqueadas- Menos mal, ya pensé que no se iban a ir nunca- Dante se marchó de la fiesta con sigilo y cuando estuvo fuera de la mansión se transformó.
Sobre sus brazos aparecieron alas y comenzó a volar, buscó un avión con destino a Londres, se enganchó a él y esperó hasta que pasó sobre la ciudad, entonces se soltó y comenzó a buscar a Maxime. La encontró saliendo de un restaurante con su amiga, Cynthia. Dante decidió seguirla desde la lejanía, y  entonces Maxime entró dentro de la casa. Cuando Dante se dio cuenta de que era una casa protegida maldijo para sí mismo, bueno no importa tenía los poderes suficientes para hipnotizarla y obligarla dejarle entrar.
Maxime miraba su copa de vino melancólica, Jack había salido de nuevo a trabajar por la noche así que estaría de nuevo sola, o al menos eso pensaba ella, hasta que llamaron a la puerta. Maxime extrañada salió a abrir y cuando vio quién era su visitante gritó asustada, se fue corriendo dentro de la casa y cogió un crucifijo.
-¿Qué haces tú aquí?- preguntó Maxime.
Dante intentó entrar dentro de la casa, pero los hechizos que la protegían eran demasiado poderosos- Maxime, déjame entrar. Tenemos que hablar.
- ¡Nunca! ¡Jack vendrá y te matará!- le gritó Maxime.
- No lo hará está demasiado ocupado con uno de mis mejores amigos, Paul Hill, necesitaba tiempo para hablar contigo.
- ¿Por qué? ¿Qué quieres de mí?- preguntó asustada Maxime.
- Te quiero a ti Maxime- Dante la miró a los ojos y usó sus poderes para entrar en su mente- Déjame entrar y te demostraré que mis sentimientos son verdaderos.
Maxime se quedó petrificada antes los ojos de Dante, no sabía por qué pero aquella mirada la hipnotizaba- Sí, puedes entrar.
Dante entró dentro de la casa- Gracias. Ven siéntate- Dante le cogió de la mano y se sentaron juntos en el sofá- Maxime, desde que te conocí no puedo dejar de pensar en ti. Apareces en mis sueños todos los días. Sé que tienes miedo, pero no tienes por qué tenerlo, no te voy hacer daño.
Maxime es Kat Dennigs
Maxime es Kat Dennigs
Maxime hipnotizada le acarició el rostro- Lo sé. He estado esperando este momento. Quería que me rescataras, que volvieras a por mí.
- Pues entonces ven conmigo y seremos felices eternamente- Dante sacó sus colmillos y acarició el rostro de su amada, pero ella se apartó-¿Qué haces?
- Apartarme de ti. Yo amo a Jack- Maxime agarró su colgante, cerró los ojos y pensó en él, sabía que él lo recibiría- Márchate.
Dante le agarró las muñecas con fuerza- ¿Crees que por no mirarme no vas a caer en mi hechizo insensata mortal?- Dante le dio una bofetada y Maxime cayó al suelo llorando- Sino eres mía, no serás de nadie. Maxime corrió hasta el crucifijo y Dante la paró- Es inútil, no te resistas más- Dante la agarró y le mordió en el cuello.
Maxime forcejeó  y sacó uno de los dispositivos de luz que le había dado Jack y cegó a Dante, salió corriendo fuera de la casa- ¡¡Jack!! ¡¡Sálvame!!
Dante le interrumpió el paso, estaba chamuscado, pero nada más- Él no va a venir a salvarte, está demasiado ocupado con su propia venganza.
Maxime comenzó a desfallecerse, estaba…estaba cambiando…se llevó la mano al cuello y sintió un miedo atroz…-¡No! No es posible.
- Vaya, veo que eres de corazón fuerte, sólo los más fuerte sobreviven a la mordedura de un Blair. Ahora eres uno de nosotros, si te quedas Jack te matará y lo sabes- Dante cogió a Maxime en brazos- Vamos a buscarte sangre fresca.