lunes, 23 de marzo de 2015

El Último Juego de Niños, Capítulo 52 por Elizabeth Thor


10406841_10205101882097578_7798053378366057461_n
Alejandra Castello es Tommy
Un fuerte golpe y Merlyn cayó en la cama, Sam se acercó a ella y le arrancó la blusa. Se relamió los labios y se acercó a ella, intentó bajarle los pantalones. Tommy miró tras de él y vio que Merlyn ya no estaba a su lado, escuchó unos gritos en la habitación y al entrar vio como Sam estaba abusando de Merlyn. Tommy intentó quitárselo de encima, pero Sam le pegó un fuerte golpe. Melissa no sabía que hacer ya que estaba impotente ante todo. Tommy se volvió a levantar y le dio un golpe a Sam con lámpara de noche. El chico, enfadado, se dirigió hacia él y le cogió del brazo, mirándole fijamente a los ojos se dio cuenta de algo que escondía Tommy. De un fuerte tirón a su camisa descubrió las vendas que tenía en los pechos:
-Eres una jodida tía…
Tommy se cayó de rodillas al ser descubierta, miró a Melissa con pena. La joven se llenó de ira y se lazó contra Sam, éste le dio un fuerte manotazo para que le dejara follarse tranquilo a Merlyn:
-Déjame, furcia, te puedo hacer un favor y tú serás la siguiente.
Tommy se levantó poco a poco de suelo y vio como Melissa le daba el jarrón que estaba encima de la mesita de noche. Sam recibió un fuerte golpe en toda la cabeza, rompiendo en pedazos el jarrón, el chico se llevó dolorido la mano a la cabeza y violentamente se acercó a Tommy cogiéndole de la camisa:
-¡Furcia!
Tommy cogió uno de los trozos del jarrón y se lo clavó en el cuello a Sam. El chico se llevó la mano al cuello intentando no desangrarse, Merlyn se limpió la sangre que saltaba de su violador, corrió hacia Tommy y le dio un largo abrazo. Melissa le miró a los ojos, asustada, ya que no entendía nada de lo que había pasado “Tommy era una chica.” Tommy abrazó con fuerza a su amiga y le miró a los ojos.
-Melissa, hay tantas cosas que te tengo que explicar, ahora tenemos que escondernos…
Lilith estaba escondida en el granero soportando el ruido de las balas, entre las sombras comenzó a planear sus planes y tenía que hacer algo ya que ellos matarían a la adulta, ella tenía que ser la única que tuviera que matarla. Vio ante ella uno de los cazadores, ella se movió en silencio y se aferró con fuerza a una horca. Abrió poco a poco la puerta del granero y pudo ver a uno de los cazadores, pudo ver a un chico con el pelo muy corto con el rostro plagado de pecas. Sin pensarlo dos veces, la chica le clavó la horca en su rostro.
... Capítulo 53 ...

0 comentarios:

Publicar un comentario